Aumenta un 24% el número de personas atendidas en el CIBE Marítim durante 2020

La crisis social y sanitaria generada por la COVID-19 ha provocado un aumento significativo de las personas que acuden al CIBE Marítim, el Centro de Emergencia Social del Comité Antisida de València que ofrece atención a las necesidades básicas de personas en extrema exclusión, la mayoría usuarias de drogas y en situación de sinhogarismo.

Leer más "Aumenta un 24% el número de personas atendidas en el CIBE Marítim durante 2020"

Adherirse a la vida o la necesidad de mantener el optimismo, también en la era COVID

Si algo nos ha enseñado el inesperado 2020 es que mantener una actitud positiva ante la vida y las circunstancias imprevistas requiere de fortaleza y de caminar con paso firme hacia la incertidumbre. Para las personas SuperviVIHentes, personas mayores y además con el VIH de larga duración, la llegada de la pandemia de la COVID-19 ha provocado cierto «déjà vu» , recordándoles, una vez más, que la resiliencia se puede aprender, pero se ha de practicar toda la vida. «El coronavirus ha venido a decirnos que debemos seguir cuidándonos», nos dicen algunas de nuestras usuarias y usuarios atendidos en visita domiciliaria, desde nuestro Programa SAD.

Las lecciones aprendidas de los tiempos más feroces del sida, nos invitan a reflexionar sobre la importancia de los cuidados (institucionales, comunitarios y sanitarios), pero también sobre la necesidad de hacerse cargo de la situación en la medida en que uno/una tiene posibilidades. Y es que las mascarillas son para la COVID-19 lo que el preservativo para las ITS. Nuestra decisión ante su uso termina siendo determinante para la propagación o la extinción de ambas pandemias. Para las personas con VIH, además, el autocuidado implica recomendaciones adicionales, como mantener una  alimentación saludable, un asiduo entrenamiento físico, un escucha activa de las emociones y de una adecuada adherencia al tratamiento. Es la fórmula estudiada para enraizarse a la vida, la forma de garantizar un buen estado de salud y, en definitiva, una manera empoderadora de tomar el control de uno/una misma.

En el Comité Antisida de València, Fátima Jachán es la responsable del programa de Atención a personas Supervihvientes de València, un recurso de atención domiciliaria que, aun en tiempos de COVID-19, se ha mantenido activo los 365 días del año, para atender a aquellas personas que, en algún momento, han necesitado de un apoyo específico o simplemente un pequeño empujón para la gestión de su bienestar emocional. Atención psicológica y social, control de la toma del tratamiento antirretroviral, acompañamiento a las citas médicas, apoyo en las compras, gestión de la recepción de la medicina hospitalaria… el servicio que coordina Fátima atiende cada año a una treintena de personas con VIH y sus familiares, con el objetivo de estimular ese cuidado cotidiano, así como de reforzar las relaciones  sociales, y su vinculación con la comunidad.

«Ha sido duro satisfacer las necesidades de tanta gente durante este 2020. El confinamiento ha impedido a muchas personas asistir, por ejemplo, al Centro de Día El Faro y la falta de red de apoyo emocional de muchas de ellas ha hecho crecer en buena medida la cifra de las personas atendidas, así como las necesidades de acompañamiento, atención y cuidados», comenta Fátima.

El apoyo emocional a domicilio en este año en que muchas personas, a menudo solas, no podían salir de casa y debían convivir con el temor a las consecuencias de un doble virus (el VIH controlado, pero también la desconocida COVID-19) ha hecho del programa destinado a personas SuperVIHvientes uno de los prioritarios dentro de las acciones terapéuticas y la actividad diaria del Comité Antisida de València. La calidad del servicio y la calidez humana del personal profesional y voluntario que ha formado parte del Servicio de Atención Domiciliaria bien merecen el reconocimiento que entidades como Gilead han sabido ofrecer por su desempeño profesional y su sonrisa incansable. Un cálido aplauso, casi tan grande y prolongado como el que las personas SuperVIHvientes llevan años ganándose. Por su valentía. Por su resiliencia. Por su optimismo. Y por su trabajo incansable para adherirse a la vida.

Un homenaje a la enfermería, el sector sanitario en primera línea frente al VIH y la COVID19

En el contexto del Día Mundial de Acción frente al VIH y el Sida, el Comite Antisida de València organizó ayer, 3 de diciembre, un Encuentro de profesionales de la enfermería para abordar de manera colectiva  cómo han evolucionado los cuidados del VIH, ahora en tiempos de COVID19. Un acto de dos horas de duración en el que diferentes profesionales de larga trayectoria reflexionaron sobre asuntos que han afectado, y afectan, a su desempeño profesional. Un centenar de estudiantes de la Universitat  de València participaron activamente en el evento digital.

Leer más "Un homenaje a la enfermería, el sector sanitario en primera línea frente al VIH y la COVID19"

El @ComiteVLC lleva a siete municipios de Alicante los materiales divulgativos de #Historias de VIHdA

El Comité Antisida de València expondrá en Ibi, Tibi, Agres, Alcoi, Muro d’Alcoi, Cocentaina y Banyeres de Mariola la muestra fotográfica Autorretratos, así como la balconada Vihsibles. Durante los meses de noviembre y diciembre, los diferentes centros de juventud de la comarca compartirán los materiales en una itinerancia que tiene el objetivo de lanzar un mismo mensaje preventivo y antidiscriminatorio. Asimismo, el 1 de diciembre, las siete poblaciones programarán una proyección simultánea del documental Énfasis, producido por el ComiteVLC y dirigido por Pilar Devesa.